Buscar este blog

martes, 24 de octubre de 2017

Como hablar de los Reyes Magos a los niños



Anuncios google


Como hablar de los Reyes magos  los niños


Quedan pocos días para la llegada de Los Reyes Magos y la expectación entre los más pequeños es cada vez mayor. La ilusión crece, los nervios se disparan, pero también surgen preguntas: ¿Cómo es posible que los Reyes visiten en una noche a todos los niños?, ¿de dónde sacan los juguetes?, ¿por qué los Reyes no me han traído lo que he pedido?, ¿por qué han traído más a mi amigo que a mí?, ¿por qué los Reyes que he visto en la cabalgata son distintos que los de la televisión? Hemos consultado con Mónica Serrano, psicóloga especializada en la etapa infantil. Mónica dirige la web psicología y crianza
«Los Reyes Magos —explica— son unas figuras mágicas, imaginarias, basadas en la ilusión de los niños. Esta fantasía conecta muy bien con el proceder del pensamiento de los menores de 7-8 años, que es un pensamiento mágico, caracterizado por la creencia en acontecimientos imaginarios, la causalidad entre acontecimientos es mágico-fenoménica. Así, los niños menores de 7/8 años, por sus características cognitivas, se orientan a creer en cuentos de hadas, fantasías y acontecimientos que, más adelante, resultarán inverosímiles. Esto es lo que sucede con Los Reyes Magos».

 Reyes Magos a los niños

Cuando empiezan las preguntas

Posiblemente, los niños más pequeños no se cuestionarán ningún aspecto relacionado con Los Magos de Oriente. «El pensamiento mágico de los niños pequeños encontrará perfectamente verosímil la historia de tres hombres que en una sola noche entregan regalos a todos los niños del mundo. Sin embargo, cuando el nivel de desarrollo cognitivo aumenta, los niños comenzarán a hacerse preguntas. ¿Cómo saben los Reyes Magos dónde vivo? ¿cómo pueden ir a casa de todos los niños del mundo? ¿por qué hay niños que no reciben regalos? ¿son malos? ¿por qué los padres no tienen regalos? ¿por qué Baltasar está pintado? En principio, puesto que la esencia de Los Reyes Magos es, en sí misma, ilusoria, las respuestas a los aspectos relacionados con ellos han de estar basadas en la ilusión. Por ejemplo: ¿Cómo saben los Reyes Magos dónde vivo? Puede responderse con "se lo indicamos en la carta que les enviamos" o “porque son muy sabios, son magos”. De esta misma manera pueden responderse las preguntas del tipo ¿cómo pueden los Reyes Magos ir a casa de todos los niños del mundo?, ¿cómo es posible que visiten en una noche a todos los niños?, ¿De dónde sacan los juguetes?
Preguntas como por qué hay niños que reciben más regalos que otros, niños que no reciben regalos o por qué no se ha recibido todo lo que se pidió son más delicadas. En estos casos, la experta considera «que es importante basar la explicación en motivos ajenos a los niños».


 Reyes Magos a los niños

«Hay que conseguir, al menos, un regalo para cada niño»

Así, cuando tengamos que responder por qué otro niño recibió más regalos, podemos responder basándonos en explicaciones fantasiosas y siempre externas al niño como: tal vez ese niño recibió más regalos porque el año pasado recibió menos o los Reyes pactaron con Papá Noel que le traerían su parte de regalos, o le han traído más regalos que a los demás porque los Reyes sortean el número de regalos y a él le ha tocado un número mayor. «Si tenemos cerca un niño que no ha recibido regalos debemos ser muy cuidadosos con la explicación. Una vez más, la fantasía y la atribución causal externa es esencial: quizás su carta se extravió, podría ser una buena explicación para esta triste situación. Aún así, soy de la opinión de que habría que conseguir al menos un regalo para cada niño».
En todos estos casos estamos conectando con la fantasía de los niños. Algunos padres dudarán sobre si este tipo de respuestas es «mentir» a sus hijos. En estos casos habría que replantearse el cuento desde el principio, porque los Reyes Magos que traen regalos son, en sí mismos, fantasía. Así, si se les cuenta el mito de Los Reyes, las respuestas basadas en la fantasía son necesarias.

Lo que nunca se debe hacer

Jamás, explica la experta, debemos explicar las diferencias en cuanto a cantidad o calidad de regalos en base a atributos internos del niño (ser bueno o ser malo, portarse bien o portarse mal…). «No debemos utilizar los regalos como premios o castigos. Debemos ofrecer los regalos de Reyes con incondicionalidad a los niños».

«Se puede apelar a la magia para responder a muchas preguntas»

 

 Reyes Magos

 

Cuando las preguntas surgen motivadas por Los Reyes que aparecen en la tele y cabalgatas, del tipo «¿por qué los Reyes que he visto en la cabalgata son distintos que los de la televisión? se puede apelar de nuevo a la magia para responder: Los Reyes pueden cambiar de aspecto o estar en varios lugares a la vez. Son magos. También podemos resolver la duda explicando que Los Reyes de verdad no se dejan ver jamás y que los que salen en la tele o cabalgatas son sus representantes».
Mención aparte merece la pregunta ¿por qué Baltasar está pintado? «En mi opinión —explica Mónica Serrano—, en este caso estamos en una cuestión de respeto a los derechos de las personas. Los Baltasares pintados son racistas y ridiculizan a la raza negra». Por ello, creo que la explicación debe ser clara: no es el verdadero Baltasar. Baltasar es negro de verdad. Pintar a un blanco es una falta de criterio y eso no es propio de los Reyes Magos, que son sabios y mágicos.
Cuando los niños vayan descubriendo que los que dejan los regalos la noche del 5 de enero son sus padres y no los Reyes Magos es positivo contarles toda la verdad. «Les podemos explicar que es una fantasía para niños más pequeños, que se cuenta por tradición y que se basa en el amor de los padres a los hijos. En esta situación es importante pedirle al niño que no lo cuente a los demás niños, que respete la fantasía de los otros y que permita la ilusión tal como él la disfrutó», concluye

abc.es/familia-padres-hijos

0 comentarios:

Publicar un comentario